Al diablo con la posteridad

En esta vieja entrevista el cineasta Orson Welles revela toda su grandeza, esa de que suelen carecer muchos petulantes que pululan en el mundillo de la “creación”. Welles reivindica la lealtad como un valor fundamental, se ríe de la trascendencia de la obra, descree de la visión romántica de los artistas y manda al diablo la posteridad.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *