Decálogo del sobreviviente

  1.   Sobrevivir a toda costa.
  2.   Seguir sobreviviendo.
  3.   No dar el brazo a torcer: sobrevivir es la consigna.
  4.   No explotar a nadie: un buen sobreviviente hace su propio pan,      lava su ropa, prepara su comida.
  5.   Austeridad y más austeridad. Con hambrunas en muchas partes  del planeta,  gente sin casa,  niños víctimas de la guerra, nadie se  puede dar el lujo de adquirir más que lo indispensable.
  6.  Regalar la ropa que no usa,  cederle a otro el trabajo que ya no necesitamos: un sobreviviente  tiene sentido de la justicia distributiva.
  7.  Ser una buena persona. La calidad humana es más importante  que la ideología, la religión, las opiniones, la imagen, el ego.  Recordar  que no somos ni santos ni dioses, que estamos de paso.
  8.   Amar a los animales. Todos los seres vivientes merecen nuestro    respeto.
  9.  Ser generosos. No hay nada más detestable que el egoísmo, el acopio injustificado, la avaricia del individualista.
  10.  Dar el ejemplo. En días de opinantes vocingleros y belicosos, el  sobreviviente sabe que la única actitud que puede cambiar el mundo es transformarse uno primero en la vida cotidiana.

(Autor: Vicente Parrini Roses)

cropped-PARRINI-ORIGINAL-2-3.jpg

 

 

 

 

My WordPress Blog